Duendes

Publicado julio 1, 2010 por gamavatar
Categorías: europeas, mitologias nordicas

Los duendes son seres mitológicos propios de las culturas celtas y nordicas, son guardianes de bosques junto con sus homologos elfos, trolls y hadas. Principalmente son seres de pequeño tamaño, de orejas puntiagudas y cabello largo , se dice que eran usados por los druidas como espias o ayudantes en conjuros , eran otorgados por la madre tierra y en el caso de los satánicos por el mismo diablo.

Minotauro

Publicado junio 14, 2010 por gamavatar
Categorías: mitologia griega

Asterión el Minotauro (del griego Μινόταυρος, Minotauros), era un monstruo con cuerpo de hombre y cabeza de toro. El mito tiene su versión más completa en la biblioteca mitológica de Apolodoro. Su nombre significa “Toro de Minos”, y fue concebido de la unión entre Pasífae y un magnífico toro con motivo de una afrenta divina. Fue encerrado en un laberinto diseñado por el artífice Dédalo, hecho expresamente para retenerlo,[2] ubicado probablemente en la ciudad de Cnosos en la isla de Creta. Por muchos años, hombres y mujeres eran llevados al laberinto como sacrificio para ser el alimento de la bestia hasta que la vida de ésta terminó en manos del héroe Teseo

Centauros

Publicado junio 11, 2010 por gamavatar
Categorías: mitologia griega

En la mitologia griega son seres con el torso y la cabeza de humano y el cuerpo de caballo. Las versiones femeninas reciben el nombre de  centáurides.

Vivían en las montañas de Tesalia y eran hijos de Ixión y Néfele, la nube de lluvia. Alternativamente, se les consideraba hijos de Kentauros (el hijo de Ixión y Néfele) y algunas yeguas magnesias, o de Apolo y Hebe. A veces se cuenta que Ixión planeaba mantener relaciones sexuales con Hera pero Zeus, su esposo, lo evitó moldeando una nube con la forma de Hera. Puesto que Ixión es normalmente considerado el ancestro de los centauros, puede hacerse referencia a ellos poéticamente como Ixiónidas.

El personaje general de los centauros es el de seres salvajes, sin leyes ni hospitalidad, esclavos de las pasiones animales. Dos excepciones a esta regla son Folo y Quirón, que expresaban su «buena» naturaleza, siendo centauros sabios y amables